Investigaciones | Inst.Especializado de Negociacion, Conciliacion, Mediacion y Arbitraje

Investigaciones

Calidad del Aire en Panamá, 1996 - 2010

Introducción

En agosto de 2011, bajo la Coordinación de Vasco Duke Hernández, MSP, Wilfredo Urriola MGA (Jefe de Sección) e Hipólito Guerra, MGA (Jefe del Laboratorio del Aire), se publicó un estudio sobre la Calidad del Aire en Panamá, 1996 - 2010. 

Durante 14 años el Laboratorio de Evalauciones Ambientales "Juan A. Palacios D." del Sitio de Pruebas del Instituto Especializado de Análisis en Corozal y Gamboa (SIEAC) de la Universidad de Panamá monitoreo la concentración de algunos contaminantes del aire en la Ciudad de Panamá de forma regular, los datos obtenidos del monitoreo nos permite llegar a la conclusión que el aire en nuestra ciudad, en especial en calles y avenidas, esta contaminado por partículas de PM10 y PM25. Esta condición es muy específica, tal cual se aclara en la anterior proposición, "en calles y avenidas", lo que significa que el aire que respiramos en nuestras casas o en sitios de trabajo no está necesariamente contaminado si consideramos que no todas las residencias están cercas de una calle o avenida con tráfico pesado.

Revista0001-min

Esto significa que las emisiones de la flota automotriz son causantes de esta contaminación, sin embargo, lo primero que viene a la mente sobre la importancia de la flota automotriz en Panamá es aquella frase que la Autoridad  Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre usa desde hace muchos años y es "El automóvil es un arma mortal", tanto es así que las estadísticas de accidentes automovilísticos nos indican la excesiva mortalidad que ocurre todos lo años debido al uso inadecuado de los mismos. Lamentablemente sólo nos acordamos de aquella frase cuando relacionamos la alta velocidad, la embriaguez del conductor, la irresponsabilidad en el manejo, la falta de cortesía al manejar, en fin, con muchos atributos importantes pero que soslayan esta como la fuente de la contaminación del aire por partículas y que son la base de muchas muertes o enfermedades a las cuales no les vemos relación alguna con el manejo, el flujo vehicular o las condiciones mecánicas de los vehículos en nuestras calles; sabemos cuán díficil es visualizar el plomo (Pb), las partículas menores de 10 y 2,5 micras (PM10/PM25), los óxidos de nitrógeno (NOx), azufre (SO2) u ozono (O3) penetrando a nuestros pulmones.